Encuentro de los Valles Centrales: Aquí Decimos Sí a la Vida, No a la Minería

Con el objetivo de compartir y diseñar estrategias para enfrentar las afectaciones ambientales, sociales y culturales producidas por las concesiones y proyectos mineros en los territorios de los Valles Centrales de Oaxaca, las Autoridades de San Antonino Castillo Velasco, la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (COPUDA), el Frente de Autoridades Municipales y Agrarias (FAMA) y el Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios, invitamos al:

Encuentro de los Valles Centrales: Aquí Decimos Sí a la Vida, No a la Minería

A realizarse el día 22 de julio (Día Estatal de Rebeldía contra la Minería) en el Auditorio de la Escuela “Esteban Vásquez” de San Antonino Castillo Velasco (a un costado del palacio municipal), a partir de las 9:00 de la mañana del horario de verano.

Esta actividad es un acuerdo de comunidades de Valles Centrales que se encuentran defendiendo su territorio frente a concesiones y proyectos mineros, también forma parte de los acuerdos generados en el Segundo Encuentro Estatal de Pueblos, Comunidades y Organizaciones “Aquí Decimos Sí a la Vida, No a la Minería” realizado en la comunidad de Magdalena Teitipac en el mes de febrero del presente año.

Para mayores informes escribir a: colectivoaxaca@yahoo.com.mx

INVITAN: Autoridades de San Antonino Castillo Velasco, Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (COPUDA), Frente de Autoridades Municipales y Agrarias (FAMA), Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios

CONVOCATORIA: Juicio Popular Comunitario contra el Estado Y las Empresas Mineras en Oaxaca

Oaxaca, México.

11 y 12 de octubre de 2018

 ¿Cómo surge el Juicio Popular Comunitario contra el Estado y las Empresas Mineras en Oaxaca?

Esta iniciativa surge a partir de los acuerdos generados en el Segundo Encuentro Estatal de Pueblos, Comunidades y Organizaciones “Aquí Decimos Sí a la Vida, No a la Minería” realizado en la comunidad zapoteca de Magdalena Teitipac, los días 23 y 24 de febrero de 2018. En dicho encuentro participamos alrededor de 60 comunidades y 36 organizaciones que actualmente están enfrentando los embates del modelo extractivista. En dicho encuentro analizamos que es importante empezar a articularnos para fortalecer nuestra defensa, además de enjuiciar al Estado y las empresas mineras por sus acciones.

¿Por qué realizar un juicio popular comunitario?

En las últimas dos décadas el proyecto neoliberal-extractivista se ha profundizado en México, impulsando diversos proyectos de muerte, amparados en tratados y acuerdos comerciales internacionales y una legislación que permite una violación sistemática a los derechos de pueblos y comunidades. Dentro de estos proyectos se encuentra la minería como uno de los ejes principales del modelo, se estima que en el país se encuentra concesionado el 30% del territorio, con la imposición de más de 870 proyectos.

Estos proyectos han ocasionado en las comunidades y pueblos división comunitaria, agresiones a defensoras y defensores, asesinatos, creación de grupos paramilitares que hostigan a las y los defensores, además de graves impactos ambientales y a la salud comunitaria. En el caso de Oaxaca, la Secretaría de Economía ha entregado 322 concesiones sin consultar a pueblos y comunidades indígenas, de las cuales se derivan en 41 proyectos mineros. Estas concesiones y proyectos no cuentan con el consentimiento de los pueblos que han habitado los territorios  ancestralmente.

Los gobiernos federal, estatal y municipal, conjuntamente con las empresas han desarrollado una serie de estrategias para presionar a los pueblos y sus autoridades municipales, agrarias y comunitarias para que acepten los trabajos de prospección, exploración y explotación minera. Dentro de estas estrategias se encuentran los programas RRAJA (antes-Fanar-Procede), Proagro (antes Procampo), programas de conservación, además de coaccionar económicamente o bajo amenazas a las autoridades locales que están en oposición.

El actual gobierno estatal ha definido como una política de “desarrollo” económico impulsar con mayor fuerza los proyectos mineros, anunciando una inversión de 87.5 millones de dólares. Esta inversión no se traduce en un ingreso directo al presupuesto del Estado, y tampoco en  mejorar el nivel y calidad de vida de las comunidades donde la minería se pretende desarrollar. Por el contrario profundiza la brecha de desigualdad y pobreza, ya que en la práctica las empresas únicamente entregan el 1% de sus ganancias totales repartidas entre el gobierno federal, estatal y municipales, por lo que este contexto violenta los derechos al territorio, a la libre determinación, a un medio ambiente sano, a la paz comunitaria, entre los más importantes.

Por otro lado, se encuentran una diversidad de experiencias comunitarias, de organización social y creación de alternativas frente a dicho modelo, los pueblos y comunidades están impulsando acciones de reapropiación y reivindicación de sus territorios, pese a estos trabajos que dignifican la vida comunitaria, el Estado y las empresas se encuentran criminalizando dichas acciones.

Debido a todas las consecuencias negativas, la criminalización, la contaminación y los impactos sociales que generan los proyectos mineros en las comunidades, se hace necesario juzgar la actuación del Estado Mexicano y las empresas mineras (nacionales y extranjeras), es momento de articularnos, que los pueblos den su palabra y exijan el respeto a sus derechos establecidos en la Constitución y tratados internacionales. Por tal motivo convocamos al  Juicio Popular Comunitario contra el Estado y las empresas mineras en Oaxaca.

Objetivo: Visibilizar y denunciar a nivel nacional e internacional la violación de derechos de pueblos y comunidades indígenas, rurales y campesinas en Oaxaca ocasionadas por la imposición de concesiones y proyectos mineros, para hacer frente al modelo extractivo, exigir el respeto de los derechos de los pueblos y fortalecer la articulación de las luchas.

¿Quiénes pueden participar? Convocamos a pueblos, comunidades, organizaciones, autoridades municipales, agrarias y comunitarias  que tienen alguna problemática y/o violación a sus derechos, derivada de la implementación de proyectos mineros, por la asignación de concesiones mineras,  así como actividades de prospección, exploración o explotación minera.

¿Cómo puedes participar? Hay dos modalidades de participación, la primera de ellas es presentando el caso de tu comunidad, pueblo u organización durante el Juicio, para esto se ha elaborado una ficha de demanda popular que puedes encontrar adjunta a esta convocatoria. Para registrar tu caso puedes enviarlo al correo: colectivoaxaca@yahoo.com.mx, o registrarla directamente en el siguiente enlace: www.endefensadelosterritorios.org. Una vez que tu caso sea recibido, la Oficialía Popular se pondrá en contacto contigo para requerir mayor información y comunicar el procedimiento a seguir para el Juicio.

La segunda modalidad de participación es asistiendo y participando en el desarrollo del Juicio, para esto es importante confirmar tu asistencia al correo mencionado anteriormente.

Cabe mencionar que el Juicio Popular Comunitario contra el Estado y las empresas mineras en Oaxaca será una actividad pública.

Finalmente el jurado estará integrado por experiencias y expert@s  estatales, nacionales e internacionales; en el transcurso de estos meses daremos más información sobre el procedimiento del Juicio, sede y formato. Les iremos informando.

¡SI A LA VIDA NO A LA MINERIA!

¡NI ORO, NI PLATA, LA MINERIA MATA!

¡DE LA SIERRA HASTA EL DESIERTO, NI EN TUNEL, NI A CIELO ABIERTO!

¡NO QUEREMOS ANILLO DE ORO VER, QUEREMOS TLAYUDA PARA COMER!

CONVOCAN

Comunidades y Organizaciones asistentes al Segundo Encuentro de Pueblos, Comunidades y Organizaciones “Aquí Decimos Sí a la Vida, No a la Minería”

Comité Organizador: Centro de Estudios de la Región Cuicateca-CEREC; Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios: Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez- Centro Prodh A.C., Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto A.C., Servicios del Pueblo Mixe-Ser Mixe A.C., Servicios para una Educación Alternativa-EDUCA A.C., Tequio Jurídico A.C., Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca-UNOSJO S.C.; Comisión de Seguimiento de la Asamblea Chontal; Comité para la Defensa de Integridad Territorial y Cultural de Magdalena Teitipac; Consejo de Organizaciones Oaxaqueñas Autónomas-COOA: Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio-APIIDTT, Comité de Defensa de los Pueblos Indígenas-CODEDI, Coordinadora Indígena Popular Autónoma-CINPA, Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca-OIDHO, Unión Campesina Indígena de Oaxaca- Emiliano Zapata-UCIO-EZ; Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán-COPUVO; ENLACE Comunicación y Capacitación A.C.; Grupo de Investigación-Acción Autónoma; Movimiento Agrario Indígena Zapatista-MAIZ; OXFAM-México.

Creación de Zonas de Reserva, violenta gravemente los derechos de los pueblos y comunidades indígenas

El día 6 de junio del presente año, el Presidente de la Republica Enrique Peña Nieto, firmó un Decreto Presidencial para levantar más de diez Vedas y crear zonas de reservas de aguas nacionales que corresponden al 40 por ciento de las cuencas del país, las cuales contienen 55 por ciento de las aguas superficiales de la nación.

Levantar las Vedas para crear Zonas de Reserva Parcial, más allá de ser una protección jurídica sobre las aguas superficiales para garantizarlas a las futuras generaciones y preservar el equilibrio ecológico, como lo pretenden hacer ver la CONAGUA, SEMARNAT tiene efectos jurídicos totalmente contrarios, ya que flexibilizan el uso y aprovechamiento del agua a las empresas transnacionales y empresas privadas interesadas.

Cabe destacar que la organización WWF (activa promotora del establecimiento de las Zonas de reserva Parcial) se atribuye una representación que nadie le ha dado, pues el proceso de emisión de estos decretos no contó con la participación de la ciudadanía, por lo que desconocemos los intereses internacionales a los cuales dicha organización está sujeta.

La Ley de Aguas Nacionales, dispone que en una zona vedada no se autoriza ningún aprovechamiento de agua, adicional a los establecidos previamente a su promulgación, en cambio, en una Zona de Reserva se puede realizar aunque con algunas limitaciones, la explotación, uso o aprovechamiento de una porción o la totalidad de las aguas disponibles, con la finalidad de prestar un servicio público, implantar un programa de restauración, conservación o preservación o cuando el Estado resuelva explotar dichas aguas por causa de utilidad pública.

La creación de Zona de Reserva Parciales es el instrumento más flexible que encontraron para en efecto garantizar un volumen para el uso público urbano y ambiental, liberar el resto para la explotación, el uso y aprovechamiento del agua para cualquier uso, incluyendo el sector industrial, si las autoridades lo consideran de utilidad pública. Además los decretos establecidos no tienen una mirada holística de las cuencas, ya que en ellos no se establecen directrices sobre el uso, protección y cuidado de las aguas subterráneas.

El levantamiento de las Vedas, que protegían la extracción y aprovechamiento del agua, violentan gravemente los derechos de los pueblos y comunidades indígenas como el derecho a la libre determinación y autonomía, para que decidan libremente sus aspiraciones sobre sus bienes naturales, y rompen la relación incluso espiritual que los pueblos guardan con el agua, así como el derecho a la consulta, libre, previa e informada.

Entre las comunidades afectadas se encuentran las  asentadas en los estados de Guerrero, Veracruz y Oaxaca, donde podría haber serios impactos en los territorios de las comunidades indígenas, quienes son las que resguardan el agua  y que han quedado fuera de la discusión y la decisión sobre el uso y manejo de este bien natural.

Estos Decretos instrumentan el camino para otorgar la certeza jurídica sobre el agua al sector privado, por lo que a la salida del actual gobierno priista entrega a la inversión privada no solo de los hidrocarburos y minerales sino ahora también con la entrega del agua.

En Oaxaca, las zonas de reserva se han dado en dos de las principales cuencas del estado: Atoyac y Papaloapam, bajo el argumento de que el agua existente en ellas se desperdicia, sin embargo la región donde se estableció la reserva parcial correspondiente a las subregiones Río Papaloapan y Papaloapan A, de la Región Hidrológica número 28 Papaloapan, es una zona donde hay proyecciones para la explotación de hidrocarburos vía fracking, establecimiento de minas y la generación de energía eléctrica hidroeléctricas. Hasta ahora comunidades chinantecas se oponen a la construcción de una presa.

Otras de las regiones afectadas es la correspondiente a la Región Hidrológica número 20, Costa Chica de Guerrero, donde se encuentran principales Ríos como: Río Atoyac-Salado, Río Atoyac-Tlapacoyan, Río Sordo-Yolotepec, Río Atoyac-Paso de la Reina y Río Verde. En ésta última las comunidades de la costa oaxaqueña han estado en resistencia por más de 10 años ante la pretensión del Estado de construir varios proyectos hidroeléctricos, entre ellos el Proyecto Hidroeléctrico Paso de la Reina.

Estos proyectos desde la visión del Estado son de interés y de utilidad pública y necesitan de gran cantidad de agua para su funcionamiento. Con esto podemos ver claramente que el agua está reservada para las empresas privadas, más allá del beneficio para las futuras generaciones y la conservación ambiental, como lo maneja en su discurso actual.

Las organizaciones y comunidades firmantes externamos nuestra preocupación ante las constantes violaciones a los Derechos Humanos de los Pueblos y Comunidades Indígenas sobre sus tierras y territorios, reconocidos en los Tratados Internacionales firmados por el Estado Mexicano.

Ante esta situación grave de violaciones a los Derechos Territoriales de los Pueblos Indígenas hacemos un llamado a:

  • A los Pueblos, Comunidades, Organizaciones Sociales, autoridades municipales y agrarias a ejercer el derecho a la libre determinación, el agua para las comunidades NO ES UNA MERCANCÍA, es un bien natural que tiene que ser respetado y cuidado.
  • A las diferentes organizaciones defensoras de derechos humanos a pronunciarse y exigir al Gobierno Mexicano, el respeto a los derechos territoriales de los pueblos indígenas y la no mercantilización de los bienes naturales que se encuentran dentro de sus territorios.
  • Exigimos la cancelación de los proyectos hidroeléctricos La Parota, Paso de la Reina, Proyecto Usila, que a raíz de estos decretos pretenden ser reactivados para beneficio de las empresas, a pesar de la oposición de los movimientos como el CECOP, COPUDEVER y la asamblea comunitaria de San Felipe Usila.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca a 27 de junio del 2018.

Porque son Nuestra Fuente de Vida, Defendamos Nuestros Territorios:

Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios, Tequio Jurídico A.C, Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez de Oaxaca UNOSJO S.C, Servicios para una Educación Alternativa A.C EDUCA, Servicios del Pueblos Mixe Ser Mixe A.C., Centro de Derechos Indígenas Flor y Canto A.C, y el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C., Frente de Autoridades Agrarias y Municipales (FAMA), Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde (COPUDEVER), Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (COPUDA)

¿Sabes cuáles son las afectaciones al agua por la actividad minera?

El Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios inicia esta serie de micro-vídeos en el marco de la campaña “Ni Oro Ni Plata, la Minería Mata” con el objetivo de proporcionar información respecto a las afectaciones al agua producidas por la compañía Fortuna Silver Mines, en los Valles Centrales de Oaxaca.

Ni oro, ni plata… la Minería Mata

En los Valles Centrales de Oaxaca, existe un proyecto minero de plata y oro denominado San José. Dicho proyecto ha producido una situación de emergencia permanente en el municipio de San José del Progreso desde 2008, año en el que la empresa minera Fortuna Silver Mines corrompió a las autoridades municipales y agrarias para poder instalarse.

A pesar de las agresiones, asesinatos, contaminación y violencia producida en este municipio, la empresa minera obtuvo ganancias por 2 mil 124 millones 252 mil pesos y sólo pagó impuestos por 4 millones 252 mil pesos, lo que significa el 2.001% de sus ganancias.

Por otro lado la Secretaría de Economía ha otorgado a la misma empresa 80 mil hectáreas del territorio de los Valles Centrales, afectando casi el 80% del territorio de esta región. A nivel estatal, prácticamente todas las regiones tienen concesiones mineras.

A partir de este contexto, el Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios, junto con las autoridades municipales y agrarias de Ocotlán, Ejutla y Tlacolula hemos decidido impulsar la campaña “Ni oro, Ni plata, la Minería Mata” con el objetivo de concientizar e informar sobre los principales impactos de proyectos mineros en el estado de Oaxaca.

Por lo que hemos decidido generar una serie de materiales escritos (carpeta), auditivos y en  vídeo sobre los impactos de la minería. Durante 3 meses iremos compartiendo dicha información.

Escuchar primer spot de radio aquí

¿Cómo puedes sumarte a la campaña?

Existen diferentes formas para participar:

  • Compartiendo los materiales auditivos, vídeo y textos en tus redes sociales.
  • Puedes difundir los spots auditivos en las radios comunitarias donde tengas contacto.
  • Compartiendo esta información en tus asambleas y promover la defensa del territorio.
  • También hemos acordado impulsar murales y pinturas en paredes, rocas, al principio de la comunidad.

Si requieres mayor información, puedes comunicarte al siguiente correo: colectivoaxaca@yahoo.com.mx

Aquí decimos Sí a la Vida, No a la Minería

Ni Oro, Ni Plata, la Minería Mata

Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios

Autoridades Agrarias y Municipales de Ocotlán, Ejutla y Tlacolula

 

DECLARATORIA DEL SEGUNDO ENCUENTRO ESTATAL DE PUEBLOS, COMUNIDADES, Y ORGANIZACIONES, “AQUÍ DECIMOS SI A LA VIDA, NO A LA MINERIA”

encuentro teitipacMagdalena Teitipac, Tlacolula, Oaxaca, 23 de febrero del 2018.

Reunidos en la comunidad de Magdalena Teitipac, Tlacolula, Oaxaca, lugar donde llevamos el Segundo Encuentro Estatal de Pueblos, Comunidades y Organizaciones, “Aquí decimos Si a la Vida, No a la Minería”, en el Encuentro participamos 60 comunidades del estados de Oaxaca, 33 autoridades comunitarias, y 36 organizaciones quienes nos encontramos luchando por la defensa de la tierra y el territorio y la imposición del Modelo Extractivo de diferentes megaproyectos que violentan los derechos de los pueblos y comunidades indígenas bajo el amparo de las leyes mexicanas.

Los pueblos, comunidades y organizaciones intercambiamos experiencias para continuar fortaleciendo nuestros procesos organizativos en las comunidades, ejidos, bienes comunales y municipios. Alzamos la voz para denunciar y detener estos proyectos extractivos que, con el falso discurso del progreso, desarrollo o generación de empleo están minando la vida. Los pocos empleos que se crean en el sector minero tienen pésimas condiciones laborales como ha ocurrido en la región carbonífera de Coahuila en el norte del país, dejando más de 3000 mineros muertos, generando el despojo del territorio y la destrucción de los bienes comunes naturales, y en consecuencia el desplazamiento forzado de miles de pobladores quienes pierden para siempre su vida sana, su conexión con la tierra, la naturaleza y sus procesos identitarios y culturales, los que en conjunto nos dan sentido de pertenencia.

Nos pronunciamos por la vida, en ese sentido denunciamos el hostigamiento, la persecución y el asesinato de defensoras y defensores de derechos humanos, así como las estrategias de violencia que las empresas y el gobierno han utilizado para generar un clima de terror y miedo para mermar la lucha de las comunidades y querer controlar el territorio donde existen yacimientos mineros a través del crimen organizado. La militarización y presencia de la gendarmería, son estrategias que se han legalizado con la reciente Ley de Seguridad Interior que a todas luces busca criminalizar la protesta social para controlar el territorio.

Nos hermanamos como pueblos para seguir de manera organizada defendiendo nuestra madre tierra desde nuestras comunidades y en las regiones, ya que la tierra la reconocemos como nuestra madre que nos da vida y después nos recoge con su manto para guardarnos en su seno. Reconocemos a las mujeres como guardianas de la tierra y una pieza fundamental en los procesos de resistencia en esta lucha por la vida ante los proyectos de muerte que han significado los megaproyectos en el corazón de nuestros territorios.

Rechazamos los programas del Gobierno Federal como PROCEDE-FANAR-RRAJA, que pretenden privatizar la tierra e individualizar a los ejidos y comunidades, condenamos el hostigamiento de la Procuraduría Agraria a través de los Visitadores Agrarios que pretenden imponer el programa de privatización a través de una serie de condicionamientos a los pueblos.

Desde las comunidades, pueblos indígenas y campesinos en resistencia le decimos al gobierno federal, estatal, a las empresas extractivas, y diferentes grupos con los que actúa en contubernio, que NO aceptaremos el despojo de nuestras tierras que nos fueron heredadas por nuestros ancestros, NO aceptaremos la implementación de ningún trabajo de: prospección, exploración, explotación de los minerales que se encuentran dentro de nuestros territorios o cualquier programa o proyecto que altere o atente contra las comunidades y nuestra forma de organización interna. El agua, los bosques, las semillas entre ellas el maíz, así como los demás bienes naturales presentes en el territorio son nuestros, nos significan identidad, soberanía y los defenderemos ante los proyectos extractivos.

Nos solidarizamos con las diferentes comunidades y movimientos que se encuentran en resistencia como: Magdalena Teitipac, Tlacolula, Oax, San José del Progreso, Pasta de Conchos, Coahuila, Chicomuselo, Chiapas, Coordinadora de Pueblos por el Cuidado y Defensa del Agua (COPUDA), Comunidades del Istmo de Tehuantepec, y las diferentes resistencias que se encuentran en las regiones del Estado presentes en este foro.

encuentroteiticonfprensaNos sumamos a la exigencia para la cancelación inmediata de los proyectos mineros y las concesiones mineras: Enriqueta y El Doctor, otorgadas en Magdalena Teitipac; Tlacolula en San Juan Guelavia; Progreso II, II (bis), III, en San José del Progreso; Los Ocotes II, III, IV (fracción 1 y 2), V (fracción 1 y 2), VI (fracción 1) en Ejutla de Crespo; Los ocotes 1, Reducción Taviche oeste, Unificación Cuzcatlán en San Jerónimo Taviche; Lute dos, Lutito, en San Miguel Ejutla; La Raquelita I, del municipio de San Juan Tepeuxila, Cuicatlán; El Roble y Reducción El Roble en los municipios de Ixtlán de Juárez y San Pedro Yaneri; Lachatao, en Santa Catarina Lachatao; Zapotitlán 1 en municipios de San Carlos Yautepec, Santa María Ecatepec y Asunción Tlacolulita, entre otras, otorgados por el Gobierno Federal, sin la consulta ni el consentimiento de los pueblos. Exigimos el respeto irrestricto del derecho a la libre determinación y autonomía para que respeten nuestra forma de vida y nuestras aspiraciones que mejor nos convenga como pueblos y comunidades.

 

SI A LA VIDA NO A LA MINERIA

NI ORO, NI PLATA, LA MINERIA MATA

DE LA SIERRA HASTA EL DESIERTO, NI EN TUNEL, NI A CIELO ABIERTO

NO QUEREMOS ANILLO DE ORO VER, QUEREMOS TLAYUDA PARA COMER

 

60 comunidades:

Magdalena Teitipac; San Juan Guelavía; La Barda Paso de Piedra, Zimatlán; San Matías Chilazoa; Monte del Toro; San Juan Teponaxtla; Maguey Largo; Río Anona, San Simón Almologas, Miahuatlán; San Francisco Lachigoló; Tlacolula de Matamoros; San Martín de Los Cansecos; Santa Catarina Lachatao; Santa Cruz Yagila; Asunción Lachixila; Santiago Teotlaxco; San Pedro Martir; El Porvenir; San Juan Tabaa; San Antonino Castillo de Velasco; San Baltazar Chichicapam; Hidalgo Santiago Nundichi; Santa Ana del Valle

San Sebastian Atoyaquillo; San Juan Achiutla; San Bartolomé Yukuañe; San Antonio Huitepec; Santiago Apostol; San Mateo del Mar; Independencia; San José Chiltepec; Santa María Zapotitlán; San Miguel Chongos; Tlaxiaco; Oaxaca de Juárez; Santa Crux Itundujia;

San Carlos Yautepec; San Dionisio del Mar; Ixhuatán; Jaltepec de Candayoc; Santa María Zoogochí; El Vergel Ejutla; Los Cocos Ejutla; San Juan Juquila Vijanos; San Pedro Yareni; Los Ocotes, Ejutla; Santa Rosa Buenavista; Guelatao de Juárez; San Gaspar Yagalaxi; San José del Progreso; Tejas de Morelos; San Isidro Huayapam; San Juan Tepanzacoalco; Panixtlahuaca; Zapotitlán; San José Chiltepec; Santa Rosa Buenavista; Santa María Guelacé; Santo Domingo Tepuxtepec; Santa María Huitepec; San Miguel Tiltepec

Cloete, Coahuila; San Miguel El Progreso, Guerrero; San Agustin Chicomuselo, Chiapas; San Cristóbal de las Casas, Chiapas; Tehuacán, Puebla; La Colorada, Zacatecas; Michigan, EU

36 organizaciones:

Capulli AC; Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan; Centro de Estudios de la Región Cuicateca; CECI A.C.; CODEDI; CODEP; Colectivo Oaxaqueño en Defensa de los Territorios; CEREC; CODIGO DH; COLMENA OAXACA; Comité Samuel Ruíz; COPUDA; EDUCA A.C.; COPUVO; Enlace Comunicación y Capacitación; FLOR Y CANTO; FOCAP; INSO Oaxaca; OIDHO; Organización Familia Pasta de Conchos; MACO; MAIZ Mixteca; Mungier Ndyuck Guardianes del Mar AC; Oxfam México; REDECOM; Servicios del Pueblo Mixe; SIPAZ; SURCO AC; Tequio Jurídico; UAM Xochimilco; Uken ke uken Centro Cultural Zapoteco; UNAMA; Unitierra Oaxaca; UNOSJO SC; Yunhiz Espacio Alternativo

Segundo Encuentro Estatal de Pueblos, Comunidades y Organizaciones: Aquí decimos Sí a la Vida, No a la Minería

IMG-20171225-WA0022El gobierno federal ha entregado más 300 concesiones mineras en el estado de Oaxaca, las cuales se encuentran distribuidas en todo el territorio estatal, ante esta situación diversas comunidades y pueblos han argumentado que la minería genera una serie de tensiones, conflictos y violencia comunitaria, contaminación de ríos, arroyos y cuerpos de agua, contaminación al aire y al medio ambiente, la minería atenta contra la vida en su conjunto.

En este contexto, hacemos una convocatoria dirigida a comunidades, barrios,  pueblos, autoridades comunitarias, organizaciones y colectivos para participar en el Segundo Encuentro Estatal: Aquí Decimos Sí a la Vida, No a la Minería a realizarse los días 23 y 24 de febrero de 2018 en la comunidad de Magdalena Teitipac.

La alimentación, hospedaje y materiales de trabajo serán cubiertos por los convocantes del Encuentro, si tu comunidad u organización están interesados en participar, es importante confirmar su participación para prever los insumos necesarios.

De igual forma es importante llevar cobija, bolsa de dormir y/o petate. Para obtener mayor información o confirmar su participación, por favor escribir a: colectivoaxaca@yahoo.com.mx

Magdalena Teitipac está a una hora aproximadamente de la ciudad de Oaxaca, para llegar a la comunidad en transporte público hay dos opciones:

  1. Tomar un taxi-colectivo a Magdalena Teitipac, pasan en el periférico de la ciudad de Oaxaca a la altura del Chedraui cada media hora.
  2. Tomar un taxi-colectivo a Tlacolula (pasan en el periférico de la ciudad de Oaxaca cada 10 minutos), pedir que le bajen en el crucero de Guelavía y de ahí transbordar otro taxi a Magdalena Teitipac.

Hemos preparado dos cápsulas de invitación al evento, para escucharlas o descargarlas por favor da click en el reproductor:

Invitación Segundo Encuentro de Pueblos, Comunidades y Organizaciones contra la Minería:

La Organización de los Pueblos Indígenas es fundamental para la defensa de nuestros derechos:

Las actividades estarán organizadas de la siguiente manera:

 

programa encuentro

16 comunidades zapotecas proponen una zona reglamentada comunitaria e indígena en Consulta Indígena a la CONAGUA.

El pasado 24 de enero del presente año, se dieron cita las 16 comunidades de la Coordinadora de Pueblos Unidos por el Cuidado y la Defensa del Agua (COPUDA) con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en la comunidad de San Pedro Mártir, para reiniciar las mesas de diálogo para la modificación del decreto de veda que limita y condiciona el uso del agua para la agricultura. A la reunión asistieron autoridades agrarias y municipales de los pueblos que integran la COPUDA; y las instituciones públicas responsables de estar en la consulta indígena, siendo la Comisión Federal de Electricidad la gran ausente. El objetivo de la mesa de diálogo fue “avanzar en la construcción de acuerdos entre la COPUDA y la autoridad responsable CONAGUA”.

 

La reunión tuvo como objetivo reiniciar el proceso de diálogo de la cuarta etapa de la consulta indígena, donde las 16 comunidades y la CONAGUA están tomando decisiones de suma importancia para la reglamentación del acuífero en la micro región Xnizaa.

Después de 12 años de lucha de las 16 comunidades campesinas y zapotecas de los valles centrales de Oaxaca, el 24 de enero entregaron a la CONAGUA la propuesta de una “Zona reglamentada comunitaria e indígena”, “esta propuesta que entregamos sale desde nuestros pueblos, nuestras asambleas, desde nuestro sistema normativo” compartió Ángel Ruiz Méndez presidente del consejo directivo de la COPUDA. Abriendo de esta manera, una luz que ilumine la defensa de los territorios a los demás pueblos que están defendiéndola.

La propuesta de la zona reglamentada comunitaria e indígena tiene como base las siguientes exigencias: 1. La zona reglamentada será para las 16 comunidades de la micro región Xnizaa y no para el acuífero de Valles Centrales; 2. Que no haya concesión “porque la concesión no garantiza el agua”, la COPUDA propone un plan de manejo integral comunitario; 3. Que sea una reglamentación de acuerdo a los sistemas normativos de cada comunidad; 4. Que el órgano rector de la zona reglamentada sean nuestras autoridades comunitarias.

La CONAGUA por su parte manifestó, en voz del ingeniero Francisco Nuñez “Siento que se requiere revisar y analizar, para esto el compromiso que estamos asumiendo es construir en conjunto la propuesta”. Uno de los acuerdos a los que llegaron al final de la reunión, fue que el día 7 de febrero ambas partes se reunirán para seguir construyendo la propuesta de zona reglamentada comunitaria e indígena.

Pronunciamiento del Encuentro Regional por la Defensa de Nuestros Territorios

encuentro regionalEl día seis de diciembre del presente año, nos hemos reunido en la Comunidad de Morro Mazatan, Municipio de Santo Domingo Tehuantepec, Autoridades Agrarias y representantes de las Comunidades de: San Miguel Chongos, Guadalupe Victoria, Santa María Zapotitlán, San José Chiltepec, Santa Lucía Mecaltepec, Santa María Candelaria, San Pedro Sosoltepec y San Pedro Tepalcatepec integrantes de la Asamblea del Pueblo Chontal para la Defensa del Territorio, Morro Mazatan, Santa Gertrudis Miramar, Tilzapote, San Pablo Mitla, Tlacolula de Matamoros, Rincón Bamba, Asamblea de Comuneros de Unión Hidalgo, Colectivo Matzá de la Comunidad de San Miguel Chimalapa y Tequio Jurídico A.C., para desarrollar el “Encuentro Regional por la Defensa de Nuestros Territorios”, con el objetivo de informarnos y articularnos para nuestra defensa frente a megaproyectos de despojo y proyectos extractivos, entre ellos, minería y Zonas Económicas Especiales.

Analizamos que nuestros territorios se encuentran en riesgo por un sistema capitalista, que en nuestro país se empezó a profundizar en los años 90´s, con la reconfiguración del marco jurídico del estado, reformando el artículo 27 constitucional, la ley minera, la ley de inversión extranjera y la entrada de Tratado de Libre Comercio con América del Norte TLC-AN, generando condiciones legales a favor de empresas nacionales e internacionales que pretenden imponer proyectos neoextractivistas, como minería, Proyectos de generación de energía eólica, hidroeléctricas torres de alta tensión, Zonas Económicas Especiales, proyectos turísticos y como consecuencia la militarización y paramilitarización de los territorios.

Sigue leyendo