CONTINÚA EL RECHAZO AL PROYECTO EÓLICO

Fuente: noticiasnet.mx

El pueblo ikojts de San Dionisio del Mar sigue en lucha por el respeto a sus derechos como pueblo indígena, frente a la invasión de la empresa transnacional eólica Preneal y Mareña Renovable.

Los inconformes dieron a conocer que ante la clara violación a sus derechos agrarios y como pueblos indígenas, interpusieron una demanda ante el Tribunal Agrario con sede en Tuxtepec Oaxaca, para anular el acta de Asamblea de fecha 7 de noviembre de 2004, en la cual por medio de engaños y ocultando información, la empresa Preneal logró el usufructo de 1643 hectáreas de uso común.

ELIGEN REPRESENTANTES

En el comunicado, explican que como parte de la exigencia de justicia y de que se respeten sus decisiones, se reunieron en fecha 28 de mayo con la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) y la Procuraduría Agraria (PA) para darles a conocer que antes de que se realice la elección de nuevos de representantes de Bienes Comunales, la asamblea ha decidido en base a sus derechos como pueblo indígena, que primero los representantes salientes rindan informe de su gestión.

“No podemos elegir otros representantes sin tener claro el estado en que se dejan a nuestro núcleo agrario, esto en razón de que desde que las empresas eólicas corrompieron a varias de nuestras autoridades no existe transparencia en la gestión de las actividades y recursos, por ello estamos exigiendo a los representantes agrarios y al que fuera presidente municipal rindan informes”, señalan.

NO QUIEREN TRAIDORES

Mencionan que prefieren quedarse sin representantes agrarios y municipales que tener a alguien que sea capaz de entregar al pueblo. “En esta reunión, la Procuraduría Agraria ha actuado de manera imparcial, al invitar y permitir la presencia de Miguel Castellanos como autoridad municipal, cuando dicha autoridad no tiene ninguna facultad en cuestiones agrarias; sin embargo, este señor a quien hemos desconocido como Presidente Municipal firma documentos de la Procuraduría Agraria como autoridad municipal y utiliza el sello del ayuntamiento, y todo esto permitido y avalado por los representantes de la SRA y PA”, agregan.

DESCONFÍAN DE LA PROCURADURÍA AGRARIA

Indican que no hay que olvidar que en la asamblea en que Preneal logró el usufructo de su territorio, un representante de la PA de nombre Enrique Toledo estuvo presente y éste, lejos de orientar al núcleo agrario sobre sus derechos, dio el respaldo y visto bueno al proyecto eólico.

Tiempo después, añaden, este funcionario fue contratado por la empresa constructora de parques eólicos Acciona, por lo que existe una desconfianza del actuar de la PA y exigen imparcialidad en la resolución del conflicto.

Exigen sus derechos como pueblo indígena

Los inconformes han dejado en claro que no permitirán que dañe su territorio, mucho menos que las autoridades agrarias pretendan burlarse, por lo que la asamblea ha decidido que mientras no se rinda un informe por parte de los representantes de bienes comunales, no habrá elección de nuevos representantes, pues aseguran que saben cuáles son sus derechos como pueblo indígena.

“La empresa Mareña Renovable, a quien Preneal vendió los derechos sobre nuestro territorio, se le ha dicho de diversas maneras que no es bienvenida a nuestro pueblo y que no permitiremos que dañe nuestro territorio, especialmente la Barra Santa Teresa, porque no solo es patrimonio de San Dionisio, sino de pueblos hermanos ikoots que año con año realizan rituales en el punto sagrado Tileme y de quienes comparten el territorio para pescar y llevar el sustento a sus familias”,

Por último, aseguran que si la empresa sigue insistiendo en la imposición de este proyecto depredador, el pueblo resistirá y luchará hasta las últimas consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *